jueves, 12 de noviembre de 2009

EL MITO DEL DUENDE





El duende es uno de los personajes míticos de mayor popularidad dentro del folklore del NOA.


El pueblo a partir de elementos culturales europeos ha creado una leyenda aureolada de travesuras y picardías, muy comedido en los infortunios humanos.


Dicen que su origen fue el ángel más bello del cielo, pero tenía el defecto de meterse en todas las cuestiones del Padre Eterno, por esta causa, Dios se sintió molesto y para deshacerse de él lo condenó al infierno, pero como la Virgen María lo quería mucho rogó al Señor revoque esta drástica medida; por esta causa Dios le ordenó bajar a la tierra a mezclarse con los hombres; quitándole toda su belleza física, haciéndolo petiso y cabezón, muy delicado para el sol, por lo que tiene que usar un sombrero de alta copa y anchas alas, andar sólo de día y en particular a la siesta.


Como el duende fue castigado por desobediencia, entonces con ese sentimiento de culpa persigue a los niños que no respetan las órdenes paternas, así durante los insoportables calores, cuando el sol quema como fuego, él sale de su cubil para castigar a los changos que en recuas, salen a robar sandías, melones; frutas y bañarse en ríos, estanques y acequias.


Otras de las grandes cualidades del duende es su dedicación al sexo femenino; siempre elige las mujeres más hermosas, esta cualidad ya la trajo desde el cielo, porque antes era el ángel más bello que había en la corte celestial.