martes, 5 de enero de 2010

LA BEFANA.



La Befana es una bruja buena que constituye una figura típica de muchas zonas de Italia.


Su nombre proviene de la palabra epifanía, la festividad de carácter religioso que se festeja en Italia en la época navideña.


La leyenda de la Befana se origina cuando los Reyes Magos se pierden de camino a Belén para darle presentes al niño Jesús, y piden ayuda a una anciana para que ésta los guíe en el camino. No obstante las suplicas y continuos pedidos de ayuda que los Reyes Magos le hicieron, la anciana os dijo que no los iba a ayudar.


Pero luego, la anciana se arrepintió de no acompañar a los Reyes Magos, y se decidió a ir en busca de ellos para ayudarlos. Pero antes de salir a esta búsqueda, la anciana preparó una gran cesta con varios dulces. Cuando salió a buscarlos, al no encontrarlos, la anciana fue de casa en casa regalando dulces a los niños, confiando en que alguno de ellos sea el niño Jesús.


La tradición continúa vigente, en la noche del 5 al 6 de Enero, la bruja Befana, montada en su característica escoba, visita las casas de todos los niños de Italia, los cuales deben dejar calcetines vacíos para que la bruja los llene.


De esta forma, cuando la Befana arriba a las casas, va dejando caramelos, dulces y regalos a los niños que se han portado bien, y carbón a aquellos niños que se han portado mal.