jueves, 5 de marzo de 2009

La Umita o Humita





Está historia es conocida mayormente en el noroeste argentino, con menos influencia en el norte de Jujuy. Entre varias versiones (Colombres, Coluccio, Orestes Di Lullo, etc.), se transcribe la de Paleari, que en cierto modo comprende a las otras...


Se cree que el nombre de Umita es un diminutivo castellanizado del vocablo quichua UMA que significa cabeza y, efectivamente, la leyenda se refiere a una cabeza de hombre (algunos obvian el sexo) con abundante y larga cabellera, ojos desorbitados, y tremenda dentadura que flota en el aire por las noches, gimiendo, llorando y provocando el terror entre quienes tienen la triste suerte de encontrarla.


Es un "alma en pena", sin duda, que paga sus culpas con el errabundo y eterno vagar por los caminos solitarios. Nadie sabe por qué fue condenada al Purgatorio, ni por qué se empeña en provocar el susto.

Alguna vez un paisano valeroso la enfrentó y lucharon toda la noche, hasta el alba.

Ganó y la Umita se transformó en toro o en ternero. Previamente narró su culpa al vencedor pero éste, a su vez, no pudo contarle a nadie, pues como precio a su hazaña perdió el habla para siempre.

Sin embargo hay otras versiones en que no es un ser maligno, o alma en pena, y ayuda a los caminantes a encontrar el rumbo si es que están perdidos.


3 comentarios:

Goyo dijo...

Lo que se según me cuenta mi madre.Ella vive en Santiago del Estero.
Que el Humita fue un Niño que vivía en una tribu indígena con su familia. Estos fueron atacados por malones que degollaron a todos los que vivían allí. Uno de estos era ese niño. Su cabeza rodó por el suelo y la madre tierra le dio rices al cuello y lo dejo vivir. Para que el pueda ver las caras de los asesinos. El miro todo lo que hacían estos. Y por la noche salio rodando en busca de estos, mientras se lamentaba de lo sucedido.
Los siguió y cuando dormían fue ahorcándolos con su largo cabellos y asfixiándolos introduciendo sus cabellos entre la boca. Uno a uno, noche a noche. Hasta terminar con ellos.
De allí se dice que esta cabecita baga rodando por los lugares y protegiendo a quienes les acecha el peligro. Asustando con sus lamentos o matando con sus cabellos.

Georgina Elena Palmeyro dijo...

Estimado Goyo, muchas gracias por este valioso aporte.

Agradece a tu madre por esta hermosa versión de la leyenda.

Un cordial abrazo a ambos

Georgina

milagros aguero dijo...

mi abuela y mi tio que viven en catamarca me contaron que la umita era una mujer que vivia en el campo y el marido era boracho y un dia el marido llego tarde y boracho y la mujer no estaba y la busco por el monte y vio que algo se mobia y era la mujer y no penso que era ella y le pego un hachazo y le corto la cabeza y el cuerpo lo entero y la cabeza rodo y se escondio serca de unos arbustos y por las noches ronda por los caminos buscando su cuerpo.