jueves, 9 de diciembre de 2010

KINTARO



Hace mucho, mucho tiempo, en algún lugar nació un niño llamado Kintaro.

Kintaro creció muy fuerte y robusto y nadie podía rivalizar con el.

El siempre andaba con unos animales de montaña. Ellos eran sus amigos y con ellos practicaba el sumo todos los días.

Un día, Kintaro y sus amigos fueron a la montaña de enfrente para recoger unas castañas. Allí habían muchos castaños.

De repente apareció un oso muy grande que se dirigió a ellos: -¡Esta montaña es mía! ¡Y también lo son esas castañas! pero si me vencen en una batalla de sumo, ¡Se las daré!

Los animales se horripilaron pero Kintaro contesto... ¡Yo seré tu contrincante! y empezaron a luchar.

Al poco rato, Kintaro con todas sus fuerzas echo al oso al suelo.

Los animales se alegraron mucho y Kintaro se dirigió al oso: ¡Ahora tú eres nuestro amigo!

El oso contesto ¡Gracias! ¡Que persona mas estupenda eres!

Con el tiempo Kintaro se convirtió en un valiente samurai llamado "Sakatano Kintoki"