miércoles, 30 de junio de 2010

LAGUNA DE LEANDRO




Cuenta la leyenda de la Laguna de Leandro, que hace muchos años, en Queragua, vivía un runa llamado así, buen hombre y trabajador. Poseía un rancho de adobe, un rebaño de ovejas, una tropa de llamas y estaba casado.

En uno de sus viajes a la zona de Tres Morros conoció un arriero anciano que le contó que en tiempos de la conquista española llegaron emisarios del Inca Atahualpa, pidiendo todo el oro.

Cuando se enteraron de que el Inca había muerto, no quisieron que los tesoros cayeran en manos enemigas, y los arrojaron en la zona de una solitaria laguna a 4.170 metros sobre el nivel del mar, al noroeste de Humahuaca (Jujuy, Argentina).

Leandro y su esposa no dejaban de pensar en como apoderarse del oro, sabiendo que yacía hundido en este sitio. Decidieron ir a desagotarla, construyendo una zanja de desagüe.

Pasaron meses hasta que una tarde la laguna se encrespó y junto a un trueno, emergió del agua una figura cuadrúpeda con astas de oro.

Tanto temor sintió Leandro que no podía moverse. Cuando el animal desapareció, Leandro volvió a su casa y juró no volver, alegando que era un aviso de Apu-Yaya (Dios del cerro).

No aguantó y mas adelante volvió, y justo cuando estaba cercano a terminar, el animal reapareció mirándolo de forma penetrante, lo inmovilizó y lo atrajo hacia el centro de la laguna, hasta desaparecer los dos. Así pagó el joven su avaricia.

Dice la gente del lugar que en las noches de tormenta se oye golpear las piedras que Leandro tira para rellenar la tierra que algún día, hace mucho tiempo, cavó por obtener aquello que no le pertenecía.

4 comentarios:

inecatti dijo...

estaba buscando leyendas de mi provincia para hacer un trabajo de comparaciones con leyendas del brasil, y busque en varios portales la leyenda de la laguna de leandro y en ninguna explicaba donde quedaba queragua o quebrabada de huamahuaca, gracias por escribir JUJUY-ARGENTINA!!!!

Georgina Elena Palmeyro dijo...

Me alegra haber sido de utilidad, gracias por dejar tu comentario
Saludos

Anónimo dijo...

La foto no pertenece a la laguna de Leandro, en Humahuaca.

Georgina Elena Palmeyro dijo...

Muchas gracias por tu aclaración...

Acordémonos que es leyenda, que va pasando de boca en boca, construyendo una tradición...

Si tienes y quieres, algo que aportar puedes hacerlo, continuando los comentarios...

Un beso