lunes, 25 de enero de 2010

EL RITO DE URKUPIÑA.

Al huir Kawillaka de Cuniraya, salto desde un acantilado a un lago donde quedó convertida en piedra. Dos rocas de formas humanas así lo atestiguaron.

El hecho de su petrificación convirtió a Kawillaka en una nueva Pachamama.


Entonces el dios Cuniraya Huiracocha ordenó a su hijo el Inca realizar un culto en honor a su amada, durante los días de agosto en que el calendario agrícola andino fija el tiempo para la preparación de la siembra.


El rito consistía en una carrera de “llamas cerreras” que eran arriadas por sus amos hasta la cúspide de una colina, posiblemente el actual Calvario de Urkupiña.





Este juego llegó a Cochabamba a través de los mitimaes durante el reinado del inca Huayna Cápac.


Se dice que los mayores devotos de la deidad Kawillaca eran los comunarios de Tapacarí, Ayopaya y Quillacollo, quienes llegaban hasta el cerro de Cota con sus mejores llamas cerreras para competir en honor a esta diosa de la fertilidad.


Cuando la llama más ágil y veloz llegaba a la punta del cerro, todos gritaban: ¡orkho paiña, orkho piña!: “Ya llegó al cerro, al cerro llegó”.


Luego entonces la llama triunfante era sacrificada en honor a estos dioses propiciadores.


Cuando llegaron los españoles a estas fértiles tierras, les fue muy difícil suplantar en el santoral católico el culto de la hermosa Kawillaka y a su niño engendrado por el fecundo dios Cuniraya Huiracocha.


Nota:

URKUPIÑA: Orqhopiña! ¡Orqhopiña! … significa.

¡Vengan a verla, ya está en el cerro, ya está en el cerro!Urqu s. Cerro, monte, montaña. adj. Macho de los animales.

Piñas s. adj. Cautivo, prisionero, preso.


Continuación de Cuniraya Wiraqocha y Kawillaka
http://compartiendoculturas.blogspot.com/2009/10/cuniraya-wiraqocha-y-kawillaka.html

http://compartiendoculturas.blogspot.com/2009/08/cuniraya-y-cahuillaca.html

http://compartiendoculturas.blogspot.com/2009/08/cuniraya-y-cahuillaca-continuacion.html